La Proxémia

Todos los humanos disponemos de lo que podríamos llamar un «sentido del territorio» específico. Es algo así como la necesidad de gobernar un área personal que consideramos profanada cuando otros la invaden sin nuestro consentimiento, o a la que invitamos a entrar a quienes queremos transmitir afecto u hospitalidad. Si preguntáramos a la gente cuáles son los confines concretos de ese territorio no podría darnos respuesta. Sin embargo, la mayoría de los individuos efectúa movimientos espontáneos para delimitarlo cuando mantiene una conversación, saluda, discute o corteja. Según los antropólogos hay unas zonas que, a modo de círculos concéntricos, marcan cuatro escalas en el espacio de cada sujeto.

Anuncios

Publicado el septiembre 23, 2010 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: